Cuanto más disfrutamos de los vinos blancos con largos períodos de maceración en contacto con las pieles más nos gustan, esos que se llaman Orange wines. Es divertido estar en una degustación de vinos y ver las caras de personas cuando prueban uno de estos vinos. Dicen que el vino está turbio o el sabor del vino es sucio, o las características de la variedad no son identificables, mientras nosotros miramos la copa en nuestras manos y simplemente disfrutamos del vino. Somos conscientes de que últimamente nuestro gusto vinícola ha cambiado mucho, huimos de vinos de esos que son todos iguales que no nos aportan o dicen nada. Por el contrario, esos otros vinos son increíbles. Y son todo un mundo por descubrir, vinos que podemos encontrar en Georgia, Francia, Eslovenia, Croacia, Austria o nuestro querido Friuli-Venezia-Giulia en Italia.

Estamos encantados con nuestro ‘estilo extraño’ de vinos. De hecho, hemos tenido la oportunidad de descubrir grandes vinos y conocer gente maravillosa haciendo estos vinos. Como ya hemos comentado en el pasado, la gente que conoces en el mundo del vino es el verdadero tesoro que puedes descubrir. Si no fuera por ellos por su pasión, por su amor por el terroir y su amor por el entendimiento del vino, no estaríamos aquí hablando de lo que hacen.

Dario Prinčič es uno de estos elaboradores de vino del Friuli. Un día, hace algunas añadas, decidió empezar a elaborar vino con las uvas que estaba cultivando, en lugar de venderlas a bodegas locales como hacía hasta la fecha. Corría el año era 1993. Después de algunos años haciendo vino según, digamos, la forma tradicional, decidió experimentar con un período más largo de maceración del mosto en contacto con las pieles con parte de sus vinos. El experimento fue un éxito y la siguiente cosecha comenzó a hacerlo con toda su producción.

Azienda Agricola Darío Prinčič se encuentra en el pueblo de Oslavia, justo al norte de la ciudad de Gorizia, y a unos pocos pasos de la frontera con Eslovenia. Quizás esta ubicación te suena bastante, y sí, tienes razón. Dario Prinčič es uno de los miembros de la asociación denominada Associazione Produttori Ribolla Di Oslavia, formada por elaboradores de este pueblo que trabajan con la variedad Ribolla Gialla, que ellos llaman el Alma Amarilla de Oslavia. Seis productores crearon esta asociación: Silvan Primosic, Darío Prinčič, Stanko Radikon, Rinaldo Fiegl, Franco Sosol (Il Carpino) y Nicolò Bensa (La Castellada). ¿Has probado la Ribolla Gialla? Aquí en Oslavia se pueden encontrar vinos producidos con ella en diferentes estilos: seco, joven seco, con crianza, Orange wine y espumoso. Y pronto también la veremos en vino dulce, por lo que vale la pena darle una oportunidad.

10 hectáreas densamente plantados (alrededor de 8.000 cepas por hectárea) forman la propiedad, con casi todos los viñedos con una exposición sudeste. Los viñedos están en ladera muy empinada, el suelo es de arcilla y arenisca y se hacen todos los procesos a mano.

Después de la cosecha, una vez que las uvas se encuentran en el sótano, son despalilladas y colocadas en cubas de roble abiertas para su maceración en contacto con las pieles sin control de temperatura, sin levaduras añadidas y sin uso de azufre en absoluto.

Dario emplea diferentes períodos de maceración dependiendo de la variedad de la uva. La variedad con el menor tiempo del mosto en contacto con las pieles es la Pinot Grigio, con apenas 8 días, y va hasta los 45 días de la Cabernet Sauvignon. Las pieles deben estar siempre en contacto con el mosto. Por lo tanto, durante todo el proceso la tapa que se forma se empuja hacia abajo manualmente 3-4 veces al día. Después del prensado, el vino se pasa a viejos barriles de madera y barricas. Antes del embotellado, el vino permanece 6 meses en tanques de acero inoxidable para su afinado natural. Durante el embotellado se hace una pequeña adición de azufre (15-20 mg/l). Los vinos son embotellados sin filtrar y suelen mostrar un color naranja brillante en la copa.

Cinco vinos blancos y dos tintos son la producción de Azienda Agricola Dario Prinčič. Tres son los vinos blancos monovarietales, todos Venezia Giulia IGT:

Ribolla Gialla: La Ribolla es la más importante de las variedades locales. Su piel gruesa es una de las más indicadas para los largos periodos de maceración. La maceración suele durar unos 35 días en cubas de roble sin control de temperatura. El envejecimiento se realiza en barricas de roble viejo durante 24 meses.

Jakot. Tocai Friulano 100%. Otra variedad local. La maceración suele durar 22 días en cubas de roble abiertas. El envejecimiento se realiza en barricas de roble viejo durante 24 meses.

Pinot Grigio. Este es un inusual macerado Pinot Grigio. El Pinot Grigio de Dario tiene un color ámbar debido a la maceración de contacto con la piel que suele durar unos 8 días. El envejecimiento es en barricas de roble viejo durante 18 meses.

Además tenemos dos mezclas blancas:

Bianco Trebež. Este vino es una mezcla de Chardonnay 30%, Sauvignon 40% y Pinot Grigio 30%. La maceración tiene lugar por separado: Pinot Grigio permanece con las pieles durante 8 días, Chardonnay y Sauvignon durante 18 días. Después de ese tiempo el mosto de estas uvas se mezcla y envejece en viejos barricas de roble durante 20 meses.

Favola: Este vino es una mezcla de Chardonnay, Sauvignon, Pinot Grigio, Tocai Friulano y Ribolla Gialla. Después de un ataque de Peronospora (enfermedad fúngica) en 2008 toda la producción se ha visto comprometida, sólo el 10 por ciento de las uvas se han conservado. La maceración con contacto con las pieles duró 60 días. El envejecimiento fue en barricas de roble viejo durante 30 meses.

Finalmente tenemos dos monovarietales tintos:

Merlot. La maceración dura 35 días en cubas abiertas de roble. El envejecimiento es en barricas de roble viejo durante 7 años.

Cabernet Sauvignon. El vino con el período de maceración más largo, 45 días en cubas abiertas de roble. El envejecimiento se realiza barricas de roble viejo durante 9 años.

Pronto hablaremos con Dario sobre sus vinos y de su filosofía vinícola.

This slideshow requires JavaScript.