Nataša Černic, la propietaria de la bodega del Carso italiano Castello di Rubbia, y yo comenzamos hace algunos meses a soñar con organizar una cata de vinos mediterráneos producidos con la uva Malvasía. Comenzó como un evento pequeño, tal vez ocho vinos de tres países y tal vez con la asistencia de treinta personas. Como suele ocurrir cuando sueñas lo suficiente, las cosas se nos fueron de las manos bastante rápido y lo que iba a ser una pequeña degustación se convirtió en un gran evento. Varias bodegas comenzaron a querer participar, algunas estando presentes, otras enviando sus vinos, y para cuando nos paramos a mirar lo que habíamos montado, contábamos con 25 bodegas y 110 personas que habían reservado su entrada. Cuando abrimos las puertas, 40 personas más se habían apuntado para un gran total de 150 participantes.

El plan era ofrecer vinos provenientes desde las Islas Canarias hasta Grecia, pasando por la España continental, Portugal, Italia, Eslovenia y Croacia e incluyendo diferentes subvariedades de esta importante uva. Malvasía es un nombre que cubre muchas subvariedades, incluida la Malmsey en Madeira, Malvasía Volcánica y Malvasía de Sitges en España, Malvasia Istriana, Malvasia di Candia Aromatica y Malvasia Delle Lipari en Italia y Malvasia Istarska en Eslovenia y Croacia por nombrar algunos ejemplos.

Nataša también invitó a varios oradores de la industria del vino y del campo académico, expertos que hablaron sobre la historia de la Malvasía, sobre el vino y la elaboración de vinos naturales como Andrea Amistani, el Dr. Marco Pecchiari, Sabina Passamonti y Klemen LisjakRobert Draper, uno de los invitados, es un periodista del New York Times y National Geographic que en 2013 escribió un artículo sobre los vinos elaborados con la Malvasía en Croacia.

Tu seguro servidor también tuvo algunas palabras ante esta audiencia tan magnífica y luego presentó todos los vinos españoles y el portugués. Y algún otro cuando fue menester. Para representar a España, tres vinos fueron los elegidos: El Grifo Malvasía Seca Colección añadas 2016 y 2017, una Malvasía Volcánica de Lanzarote, Sasserra 2006 Malvasía de Sitges de Vega de Ribes y el espumoso Clos Lentiscus Blanc de Blancs 2015, los dos últimos de Barcelona. Queremos enviar un especial agradecimiento a Enric Bartra de Vega de Ribes por su generosidad y extrema amabilidad.

De Portugal presentamos Casa de Mouraz Branco 2012, de Dăo, un blend de Malvasía, Cercal Branca, Encruzado y Bical.

Mientras preparábamos el evento, tuvimos la oportunidad de visitar y presentar los vinos de algunos grandes productores de Croacia: Giorgio Clai no pudo asistir al evento por problemas menores de salud, pero ofreció su Sv. Jakov 2015 (de nuevo nuestra gratitud hacia él y Dimitri Brezevič). Roxanich Vina también estuvo presente con su Antica 2010 (muchísimas gracias por todo, Mato Matic) y Antonella Kožlovic ofreció amablemente su Santa Lucia 2015. Gracias de corazón para todos ellos.

Desde Italia, contamos con I Clivi Malvasia 2016, un maravilloso ejemplo de esta variedad en el Collio producido por Ferdinando e Mario Zanusso. Mario fue muy amable con nosotros también (un fuerte abrazo, Mario). Alexis Paraschos también estuvo presente para presentar su elegante Amphoreus Malvasia 2011. Otro experto en vinos macerados de Friuli fue Damijan Podversic con su Malvasia 2013.

También del Friuli vinieron Venica & Venica, Vignai da Duline y Edi Kante. Desde Puglia la bodega Duca Carlo Guarini estuvo presente. De Malfa tuvimos la espléndida Malvasia delle Lipari producida por Francesco Fenech y también estuvo presente Emidio Oggianu de Sardegna.

Desde Eslovenia, Kristina Mervič y su padre Boleslav (un gran abrazo para los dos) estuvieron presentes con su JNK Malvasija 2015, un vino maravilloso de Vipavksa Dolina, donde también encontramos al productor Lisjak Wineart. Vinokoper de Koper y Vina Stoka de Kras. Y un abrazo especial a Viljem Zizmond de Vinar Guštin por su amabilidad y su Malvasía tan exquisita.

Tres bellos ejemplos de Malvasía de Grecia también fueron invitados: Desde el Peloponeso vinieron Estate Theodoralakos y Koroniotis mientras que Karavitakis vino de Creta.

Finalmente, Nataša presentó el segundo embotellamiento de su increíblemente maravilloso experimento Cadenza D’Inganno 2011. Un vino realmente increíble y especial. Ya habíamos hablado sobre este vino en artículos anteriores y pudimos disfrutar algunas botellas del primer embotellado. Este segundo fue como caminar por las nubes.

Fue un gran éxito esta primera edición de la cata de vinos Mediterráneos elaborados con la Malvasía. Nuestros ojos están ahora puestos en febrero de 2019 para la segunda edición de este evento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.