Los vinos blancos son esos elaborados con uvas blancas que, en general, según se vendimian, se prensan, fermentan y pasan a depósito.

Los vinos tintos, a su vez, se maceran con sus pieles para que adquieran color, taninos, textura, etc., durante un periodo de tiempo que oscila entre las dos y las cuatro o cinco semanas. Todo esto, en términos generales, por supuesto.

Los vinos rosados se elaboran con uvas tintas y su periodo de maceración con las pieles para que coja algo de color puede ser de apenas unas horas, si bien hay casos en los que este tiempo de maceración es de tan solo once minutos.

Esto quiere decir que para que digamos que un vino es rosado solo se necesita un breve periodo de tiempo de maceración, aunque este tiempo sea solo de  hasta 11 minutos, casi lo que se tarda en introducirlo y sacarlo de una cuba.

Entonces, por qué un vino elaborado con uvas blancas que se macera con las pieles para que adquiera color y taninos, entre otras cosas, sigue llamándose vino blanco aunque el periodo de maceración sea de días, semanas o incluso meses? Realmente no estamos ante una clase de vino que debería tener su propio nombre? Si desde hace muchos años este tipo de vino se ha conocido como vinos naranja o vinos ámbar, no es hora ya de que nos refiramos a ellos por su nombre, y no vinos-blancos-elaborados-con-un-mayor-tiempo-de-maceración-con-las-pieles?

Imagina que alguien va a un restaurante, pide un vino blanco y le sacan uno de estos vinos? Cómo se sentirá? Pensará que le están engañando? No va a ser su típico vino blanco que puede encontrar en el supermercado o cuando va de tapas por ahí. Es un vino de un perfil muy diferente. No debería llamarse por otro nombre?

En vista de la situación actual del mercado vinícola, donde cada vez hay más diversidad de elaboración y de vinificación, estamos en un momento en que los tres tipos de vinos referidos: blanco, rosado y tinto, no abarcan toda esta diversidad. Cada vez hay más vinos elaborados bajo modelos ecológicos, naturales y biodinámicos. Cada vez hay más vinos elaborados en ánfora o tinajas. Y cada vez hay más vinos blancos elaborados con largos periodos de maceración con las pieles.

Donde está la frontera del periodo de maceración pelicular? Algunos lo sitúan en cuatro días, pero si un vino rosado ya se llama así tras solo 11 minutos de maceración, por qué hay que esperar más tiempo para un vino naranja? Y aunque digamos que hacen falta uno o más días, por que

Creo que ya es hora de que empecemos a llamar a los vinos naranja por su nombre, ya sea Orange Wines o Vinos Naranja, pero está claro que lejos de ser una moda pasajera como algunos dicen, este estilo de elaboración está aquí para quedarse. Cada vez hay más productores de vinos naranja, no solo en regiones vinícolas pequeñas como Terra Alta o Ávila, sino en zonas como La Rioja o el Penedès. El tiempo en que un vino naranja no está identificado en una tienda o carta de vinos , o está incluido al final de los vinos blancos ha pasado. Los vinos naranja son ya una categoría por sí mismos.

Foto © Azienda Agricola Zidarich