Recientemente hemos hablado acerca de Daterra Viticultores, una bodega situada en el municipio gallego de Manzaneda donde su propietaria Laura Lorenzo hace vinos muy interesantes. Hoy hablamos con ella.

Buenos días, Laura y muchas gracias por tu colaboración. Somos unos apasionados de los vinos naranja y ha sido una grata sorpresa ver que elaboras este estilo de vinos. Qué te atrajo de ellos en primer lugar?

A este lugar que se llama Manzaneda, en pleno corazón del Val do Bibei, me trajo en un inicio el equipo de Dominio do Bibei, una gran bodega local, en la que tuve la oportunidad de formar parte durante su primera década. No fue un amor a primera vista, era muy joven, y la idea de vivir en lugar tan despoblado y remoto no me gustó demasiado. Poco a poco, nos fuimos conociendo, y la raíz creció y el amor también! Y aquí estoy, aquí estamos. En 2014 nace el proyecto Daterra Viticultores junto con mi compañero de vida Álvaro Domínguez. Llegamos para quedarnos!

Es un lugar mágico y especial, me enamoraron sus gentes, sus montañas, y la originalidad… Que creo se puede sentir con los vinos. No pretendemos hacer vinos con etiquetas, simplemente vino, el que cada añada la tierra nos da e interpreto en función de cualidades de cada año… sin más…

Cómo decides el tiempo que el mosto estará en contacto con las pieles?

Depende de las sensaciones que experimentas cada año. La uva te lo dice.

En el caso de Erea da Vila, vinificas cada variedad por separado?

Las variedades Dona Blanca, Colgadeira y Godello conviven en la misma viña y en la misma cuba mezcladas.

Tanto este vino como Gavela da Vila pasan diez meses en ánforas de barro. Qué aportan estas ánforas al vino?

Depende del año. En 2015 usé unas ánforas para probar, ya que aquí la tradición es madera de castaño y roble, no barro. Las ánforas las usaban para conservar los alimentos, pero no el vino.

En 2016 no las usé, ya que no me gustaron las de 2015. En 2016 usamos otras de otro alfarero… Estamos probando, buscando, experimentando sensaciones.

Qué ofrece una uva como la Palomino en Galicia para trabajar con ella?

Es una variedad que fue plantada hace mucho tiempo. Es poco expresiva, es poco terpénica, muy neutra, así que refleja muy bien el entorno en donde crece. Llegados aquí nos la encontramos en diferentes proporciones en todas las viñas, así que la respetamos y comenzamos a trabajar con ella por separado… Ya nos contareis vuestras sensaciones!!

Azos do Pobo es el tinto que pasa por ánfora. En su caso, está elaborado con diferentes variedades. Están todas presentes en un solo viñedo?

Lo del ánfora, simplemente es un continente, es un vehículo, pero no es la finalidad. Puede que la usemos en 2015, en 2016 no y en 2017 sí. Lo importante es la uva, la viña, el vino. El ánfora, y las barricas solamente son un vehículo que usamos para llegar a un determinado lugar.

Este vino tiene tanto ánfora como barrica de madera. A qué se debe la combinación de ambas?

Materiales porosos y naturales. Dejan vivir y respirar!

Qué envase te gusta más para la crianza? O cual es el criterio para usar ánfora o barrica?

El criterio depende de las sensaciones de cada año. Las maderas también son usadas en un porcentaje muy elevado. Los vinos más delicados y sutiles de las viñas más altas y frescas con suelos arenosos, serían los primeros en optar a entrar primero a la tinaja… Pero en Daterra no hay patrones. Por lo menos por ahora.

Cómo es el trabajo en los viñedos en lo cañones del Río Sil?

Allí no trabajo, allí trabajo con un viticultor que nos proporciona su uva para parte del vino que lleva el nombre de Portela do Vento. Yo trabajo la viña en Val do Bibei (Erea, Gavela, Azos da Vila, Azos do Pobo) y Valdeorras para el vino Casas de Enriba. El trabajo en general, en laderas es siempre manual y muy trabajoso, por ser en pendiente sin mecanizar.

Cuál es tu filosofía como viticultora?

Vive y ayuda a vivir… Bebe e invita a beber 😉

Planes para el futuro?

Siempre hay planes!!! Veremos los que se realizan!!!

Qué tipo de vino te gusta beber cuando no estás trabajando?

Vinos vivos y honestos. Esos son los que sientan bien!!!

Muchas gracias por tu colaboración, Laura!!