En OrangeWines nos gusta hablar de proyectos personales. Esos en los que la ilusión por hacer vino está por encima de muchas cosas. Donde la lucha, el tesón o tener las ideas claras son herramientas indispensables para conseguir lo que se quiere. Y sobre todo pasión, porque si hay algo que siempre buscamos es proyectos en los que se buscan límites, en los que se experimenta en busca de nuevas experiencias. Justo como hace Verónica Ortega.

Verónica es una gaditana que un día decidió poner su pasión en elaborar vino. Primero fue viajar para aprender y ver cómo se hacían las cosas en otros países. Tras afilar sus armas en diversas bodegas de Priorat, Francia (Borgoña), Portugal, Nueva Zelanda y Sudáfrica, volvió a casa, pero no para elaborar vinos en su Cádiz natal sino a la vuelta de la esquina, en el Bierzo.

Lejos de pasar de 0 a 100 en dos añadas, Verónica fue paso a paso, creciendo al ritmo con el que se sentía a gusto. Empezó en 2010 elaborando un Mencía 100% con uvas provenientes de dos parcelas situadas en Valtuille de Abajo. ROC hace su fermentación en grandes tinos abiertos de 4.000 litros y la crianza se lleva a cabo en barricas de roble de segundo y tercer uso.

Posteriormente añadió un segundo vino, también monovarietal de Mencía, con la añada 2013, con un carácter más joven y fresco y es en la actualidad su vino de mayor producción, 25.000 botellas en 2015. Este vino marcó en inicio de su trabajo con ánforas para la crianza de sus vinos. Quite hace la fermentación maloláctica en barricas de roble francés y en ánforas de barro de 800 litros de capacidad. El posterior envejecimiento es de siete meses en barrica francesa de segundo a cuarto uso y en las mencionadas ánforas.

Dos años más tarde Verónica incorporó el primer blanco, Cal, un Godello, cuya particularidad es que proviene de un viñedo situado sobre una antigua mina de cal. Este vino macera con las pieles durante una noche. En su primera añada, Cal tenía una distribución para hacer la crianza de 2/3 en ánfora y 1/3 en barrica nueva. Con la segunda añada, 2016, el ensamblaje es al 50%, aunque las proporciones se pueden modificar si el resultado es más equilibrado y elegante.

En este 2017 Verónica añade dos vinos más a su bodega. Un Mencía nuevo, llamado VO Versión Original, procedente de la zona más baja de la parcela de Roc, con suelos más profundos. Es un 100% raspón, con un año de crianza en ánfora.

El segundo vino que se incorpora a la gama es VO Cobrana, un estilo muy ligero, de muy poca extracción, 100% raspón también y un porcentaje de uva blanca, criado en ánfora y barrica. Es una viña en el Bierzo alto, en Cobrana, con suelos de pizarra muy degradada en el que históricamente se han hecho vinificaciones mezclando toda la uva y de prensado directo. Es un vino muy fresco y sofisticado a la vez que sencillo y bebible.

Como vemos, Verónica utiliza ánfora en cuatro de los cinco vinos que elabora. Con ella hablaremos del motivo para usar ánfora y de cómo es su aproximación a su uso en cada uno de sus vinos así como sobre su combinación con la barrica.

This slideshow requires JavaScript.