En el pasado, todo el trabajo se hacía a mano; no había máquina de prensado, máquina de despalillado automático, nada que se pudiera enchufar a una pared para trabajar. Era la única forma de trabajar en una bodega, haciendo todos los procesos a mano. ¿El vino se ve afectado por la forma en que se realizan estos trabajos? Tal vez si, tal vez no, pero hay un número creciente de elaboradores que vuelven a las raíces originales de la vinificación. Agricultura ecológica, elaboración de vino natural, ausencia de productos enológicos… últimamente estamos viendo todo esto cada vez más. Y tengo que decir que estoy entusiasmado con ello.

Tengo una profunda pasión por los vinos naranja y los vinos envejecidos en ánfora y por suerte los podemos encontrar en casi todas partes. Hoy viajamos a Sicilia, donde una mujer persiguiendo el sueño de su padre está haciendo vino, y entre sus vinos hay dos vinos naranja. Marilena Barbera elabora el primero de ellos con una variedad que normalmente vemos en los Passito di Pantelleria, la Zibibbo, una uva blanca autóctona de Sicilia. Ammáno es este vino, y su nombre lo dice todo. 100% hecho a mano, desde el momento en que las uvas se recogen en el viñedo, luego las uvas se prensan a mano, hasta el momento en que se embotella el vino. Siete días de contacto con las pieles. De hecho, es un vino naranja artesanal. Sin tecnología, sin aditivos, sin corrección, filtrado o clarificación. A veces ni siquiera usa la electricidad para trabajar. Como dice Marilena: “solo uvas y manos, y la fuerte personalidad de Sicilia“.

Las uvas provienen del viñedo Vigna di Torrenova plantado en 2010 con suelo arcilloso y una cantidad limitada de piedra caliza. Después de ser despalillado y exprimido a mano, el mosto permanece siete días macerando con las pieles en pequeños tanques de acero sin control de temperatura. Al final de la fermentación, el vino se transfiere a tonneaux franceses, donde permanece cinco meses. Tres meses más en botella y el vino está listo para que nuestros paladares lo disfruten.

El segundo vino naranja que elabora Marilena es Arèmi, un Catarrato Superiore Menfi DOC hecho con la uva Catarratto que crece en un pequeño viñedo de 35 años de edad. Según Marilena: “Arèmi es una de las expresiones más elegantes del terruño de Menfi”. El Catarratto es una variedad noble con antiguos orígenes griegos que se ha utilizado en Sicilia occidental durante mucho tiempo.

De sabor intenso y con un brillante color amarillo dorado, las uvas para Arèmi se despalillan y luego se someten a una fermentación espontánea en contacto con los hollejos durante alrededor de siete días. El vino se mantiene sobre sus lías durante al menos un año en pequeños depósitos de acero inoxidable, con un batonnage manual semanal. Sin refinado ni estabilizar y apenas filtrado. Después de este período en los depósitos de inox, permanece otros tres meses en botellas. Vigna di Belìce a Mare es el viñedo donde se ha plantado el Catarratto desde 1980, con un suelo arcilloso rico en mineral férrico y con mucho canto rodado.

Hablaremos también de un vino tinto, Ciàtu, un Alicante Menfi DOC. La Alicante es una uva española que probablemente se introdujo en Sicilia alrededor de los siglos XV-XVI.

Después del despalillado y prensado, la maceración con las pieles lleva alrededor de 14 días, un poco menos que un vino tinto típico, con dos bazuqueos diarios y sin remontados. La fermentación es espontánea, con levaduras autóctonas, en un gran tanque de roble de Eslavonia de 30 hectolitros donde permanece durante unos seis meses y luego se refina después de otros seis meses en la botella.

Viñedo Vigna del Pozzo plantado en 2000 con un suelo lluvioso, principalmente arcilloso con componentes arenosos y buena fertilidad.

Marilena Barbera es una enóloga apasionada que cree en la agricultura ecológica y la creación de vinos que reflejan la tierra de la que vienen y sin  intervención de maquinaria alguna. Como ella dice: “nada es más efectivo y sensible que las manos humanas para una viticultura cuidadosa y respetuosa“.

Pronto hablaremos con ella sobre su filosofía vinícola y la vida en Sicilia.

Compartir
Artículo anteriorVitovska, la Reina del Carso-Kras