[:es]Nicolas Joly, la biodinámica en su máximo esplendor[:en]Nicolas Joly, biodynamics at its best[:]

Château de la Roche Aux Moines

[:es]

Tras dos horas de conversación profunda e interesante, me preguntó: “¿Tienes alguna otra pregunta?” Lo único que se me ocurría era: “Sí, claro. ¿Puedes seguir hablando lo que queda del día?» Eran solo las 13:00, habíamos llegado algo más de dos horas antes y ese tiempo se había evaporado en un abrir y cerrar de ojos, si bien el día aún era joven. Sabía de antemano que se tenía que marchar para el fin de semana, por lo que las posibilidades de seguir escuchándole eran escasas, pero bueno, había que intentarlo.

Ese era el efecto que ejerció tanto en mi hermano como en mí. A veces le veía como un predicador, en el buen sentido de la palabra, y yo ya era parte de su coro antes de venir. Me encanta la viticultura ecológica y me apasiona la viticultura biodinámica, así que todo lo que me explicaba era como, bueno, como el Evangelio. A veces me debatía sobre si tomar notas o simplemente tratar de absorber tanto conocimiento como fuera posible viniendo de él. Él hablaba y compartía sus creencias, sus opiniones, su camino a través de la vida… Así que cualquier historia o pensamiento hacía de ella más que la típica conversación sobre vino. Nuestro anfitrión saltaba de un tema a otro, pero no la forma en que un profesor hace con las lecciones, sino más bien como alguien que está explicando su pasión por su trabajo y su amor por la forma en la que trabaja, siempre manteniendo ese hilo conductor en sus explicaciones: la relación existente entre el cielo, la tierra, las plantas, las uvas, el suelo, el ser humano, el cosmos… Adoptó la biodinámica hace muchos años y estaba hablando de por qué esto es importante para él y por qué debería ser importante para todos los involucrados en elaborar vino.

Nicolas Joly es considerado, o al menos por mí, el padre de la viticultura biodinámica en Europa. En su vida anterior trabajaba en el mundo financiero. Un día, un directivo de su compañía lo llamó para decirle que iba a ser ascendido. Nicolas respondió: “Muchas gracias. Me voy de la empresa”. Su interlocutor dijo: “Creo que no me has oído. Dije que vas a ser ascendido”. Joly dijo: “Sí, te he oído. Y me voy de la empresa”. Eso fue unas pocas páginas de calendario antes de la década de 1980. Fue entonces cuando cambió una vida en el mundo corporativo por otra en la que comenzaría a cuidar de los viñedos familiares y a hacer vino.

El hogar de Nicolas no está lejos de Angers, algo a las afueras asentado en la orilla del río Loira en Francia. Un lugar idílico si te gusta viajar y visitar castillos antiguos, y un área de peregrinación si te gustan los vinos blancos elaborados con la Chenin Blanc. Nicolas tiene una enorme mansión, el típico château francés rodeado de viñedos. Aquí produce solo tres vinos: Les Vieux Clos, su vino de entrada, denominación Savennières; el siguiente vino es Le Clos de la Bergerie, denominación Savennières-Roche aux Moines y finalmente su buque insignia: Clos de La Coulee de Serrant, bajo su propia denominación La Coulee de Serrant. Por cierto, el nombre de su hogar es Château de la Roche aux Moines.

Nicolas también es el líder de una asociación de productores biodinámicos llamada Le Renaissance des Apellations. Comenzó su andadura en 2011 solo con productores franceses, pero el número ha aumentado a más de 230 elaboradores de 13 países diferentes, incluidos nueve de España.

Pronto hablaremos con Nicolas Joly sobre su pasión en la vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 [:en]

After two hours of deep and interesting conversation, he asked me: ‘Do you have any other question?’ The only one coming to my mind was: ‘yes, may you continue talking for the remains of the day?’ It was only 13:00 but two hours had gone by in the blink of an eye and the day was still young. I knew in advance he was going away for the weekend, so the chances of listening to him longer were just slim, but, hey, I had to take my chances.

He had that effect on me and my brother. Sometimes he looked as a preacher, in the good sense of the word, as I was already part of his choir. I love organic viticulture and I love biodynamic viticulture so everything he was explaining to me was like, well, Gospel. At times I was deciding between taking notes and just trying to inhale as much knowledge as possible coming from him. He was talking and sharing his beliefs, his opinions, his path through life… So many things and thoughts that was more than the typical wine conversation. He was jumping from one topic to the next but not the way a lecturer does, but rather as someone who is explaining his passion for his work and his love for the way he works. He adopted biodynamic many years ago and he was talking about why this is important for him, and why it should be important for everyone involved in wine.

Nicolas Joly is considered, or at least for me, the father of Biodynamic viticulture in Europe. In his previous life he worked in the finance world. One day, a senior member of his company called him to tell him he was to be promoted. Nicolas answered: ‘thank you very much. I’m leaving the company’. His interlocutor said: ‘maybe you didn’t hear me. I said you are to be promoted’. Joly said: ‘yes I heard you. And I’m leaving the company’. That was a few calendar pages before the 1980s. That’s when he moved from that life in the corporate world to one in which he would start taking care of the family vineyards and making wine.

Nicolas’ empire is not far from Angers sitting by the banks of the Loire River in France. A wonderful place if you like to travel and visit ancient castles, and a pilgrimage area if you like white wines produced with Chenin Blanc. He has a huge maison, the typical French château surrounded by vineyards. Here, he produces only three wines: Les Vieux Clos, his entry level wine, appellation Savennières; Le Clos de la Bergerie, appellation Savennières-Roche aux Moines; and finally his flagship wine: Clos de La Coulee de Serrant, appellation La Coulee de Serrant. By the way, the name of his home is Château de la Roche aux Moines.

Nicolas is also the leader of a biodynamic producers association called Le Renaissance des Apellations. It started in 2011 with only French producers but the number has grown to over 230 winemakers from 13 different countries, including nine from Spain.

Soon we will talk to Nicolas Joly about his passion in life.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[:]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies