19.4 C
Bilbao, Spain
Monday, August 21, 2017
Blog

Azienda Agricola Occhipinti, vinos naturales en Sicilia

Azienda Agricola Occhipinti

La Ruta 66. Si hay una carretera emblemática, esa es una que todos conocemos. Desde Chicago a Los Ángeles, cruzando los Estados Unidos en un Cadillac rosa o en una Harley Davidson Electra Glide. Probablemente el viaje por carretera que más veces se ha planeado o soñado jamás. The Main Street of America es una ruta no demasiado antigua, asfaltada durante el siglo XX para permitir el viaje por carretera de una costa a la otra. En los años 1950 y 1960 adquirió su actual aura icónica, aunque hoy en día sólo sobrevive en pequeñas parcelas de asfalto, ya que ha sido desviada o cubierta por carreteras más grandes y más anchas.

Icónica o no, la Ruta 66 tiene apenas unas décadas de existencia. Hay otras carreteras, quizás no tan famosos, pero también importantes debido a su significado. En Sicilia, Italia, hay otra ruta que, en contraste con la de los Estados Unidos, se hizo por primera vez como un camino estrecho de piedra hace tres mil años. Una carretera que conecta Gela con Kamarina pasando por las colinas de Cerasuolo di Vittoria y desde Caltagirone continua hasta Catania y Lentini.

Esta carretera es la SP68. Uno podría pensar que no hay nada especial en ella, pero si sabes algo acerca de vinos de Sicilia, entonces conocerás esta carretera. Atraviesa el distrito de Fossa di Lupo, donde se encuentra una de las bodegas más especiales de esta isla: Azienda Agricola Occhipinti, donde su propietaria y enóloga Arianna Occhipinti produce vinos conocidos en todo el mundo.

La Azienda Agricola Occhipinti se encuentra en la esquina sureste de Sicilia. El primer viñedo adquirido por la bodega está en C. da Fossa di Lupo, seguido de otro viñedo más, Bombolieri, en 2012, ubicado a lo largo de la Ruta Comarcal SP68. Es un viñedo con un suelo de piedra caliza y con vides de veinte años de edad. Bombolieri era un viñedo abandonado que Arianna recuperó desde cero. De esta manera, el tener que trabajar desde la base y junto a su tío, Giusto Occhipinti, propietario de la Azienda Agricola COS, aprendió la forma correcta de trabajar los viñedos y la elaboración del vino. Siempre trabajó de una manera natural, aunque sus vinos no están certificadas como vinos naturales, ya que cree que “un vino natural es como pienso de mí misma, eso es lo que soy. Viene de mi sensibilidad hacia las cosas verdaderas y de mis gestos, de mis apasionados cuidados. Un vino que, en su armonía y aspereza, habla de la tierra de donde viene y de mí misma. Es por eso que creo que el vino natural, además de ser un buen vino, es también un vino humano”.

Arianna trabaja sólo con uvas autóctonas: las variedades tintas Frappato y Nero d’Avola y las variedades blancas Moscato de Alessandria y Albanello.

El Frappato es un monovarietal Terre Siciliane IGT. 30 días de maceración con las pieles. Una parte permanece en hormigón y otra parte en grandes barriles de roble de Eslanovia de 25hl durante 12 meses. Después permanece un mes en la botella.

Siccagno es un monovarietal Terre Siciliane IGT. 30 días de maceración con las pieles. La crianza es de 22 meses en grandes barriles de roble austríaco de 30hl y dos meses adicionales en botella.

Usando Frappato y Nero d’Avola Arianna produce Grotte Alte, un Cerasuolo Di Vittoria DOCG. Después de 30 días de maceración con las pieles, el vino envejece durante 32 meses en grandes barriles de roble de Eslanovia de 25hl y cuatro meses adicionales en botella.

La designación de la Ruta Comarcal SP68 es el nombre que Arianna utiliza para sus dos ensamblajes que en vez de en barriles de roble se crían cubas de hormigón. Ambos son Terre Siciliane IGT. SP68 Bianco utiliza Moscato de Alessandria y Albanello y SP68 Rosso se elabora con Frappato y Nero d’Avola. Después de 15 días de maceración con las pieles, el vino se mantiene en cubas de hormigón de 85hl donde permanece durante siete meses. Después de este período, el affinamento en la botella tiene una duración de un mes.

Arianna también produce un Passito Terre Siciliane IGT con Nero d’Avola cuyo nombre es Passo Nero y una Grappa di Frappato.

Como dijimos anteriormente, todos los vinos provienen de agricultura orgánica y el máximo respeto por la biodiversidad de la tierra. Arianna cree “en una relación respetuosa con la tierra: un contacto directo que se convierte en profundo conocimiento. Pienso que hay un equilibrio, el de la naturaleza, que hay que respetar en cada gesto: desde el cultivo y la poda, que debe ser ordenada y limpia, hasta el procesamiento del fruto. Equilibrio que se puede resumir en las siguientes palabras: una buena uva produce un buen vino “.

Pronto hablaremos con Arianna sobre sus vinos y su filosofía vinícola.

Fotos (c) Azienda Agricola Occhipinti

This slideshow requires JavaScript.

Azienda Agricola Occhipinti, natural wines in Sicily

Azienda Agricola Occhipinti

The Route 66. If there is any, this is the most iconic road we know. Chicago to LA, crossing the United States in a pink Cadillac or in a Harley Davidson Electra Glide. Probably the most dreamed road trip ever. This is a not too old route, paved during the XX century for allowing cars and good to go from one coast to the other. In the 1950s and 19060 it acquired its current iconic aura though nowadays it only survives in small patches of asphalt as it has been deviated or covered by bigger wider faster highways.

Iconic or not, Route 66 has just a few decades of existence. There are other roads, maybe not that famous, but still important due to its significance. In Sicily, Italia, there is another route that in contrast with the USA 66 it was first laid as a narrow stone path three thousand years ago. A country road connecting Gela to Kamarina going through Cerasuolo di Vittoria hills and from Caltagirone it continued to Catania and Lentini. This road is the SP68. One might think that there is nothing special about this road but if you know about Sicily wine then you know about this road. It crosses Fossa di Lupo District where one of the most special wineries in this island is located: Agricola Occhipinti, where owner and winemaker Arianna Occhipinti produces her world-known wines.

Agricola Occhipinti is in the Southeast corner of Sicily. The first vineyard the winery acquired is in C. da Fossa di Lupo, followed by another farm, Bombolieri in 2012, located on the County Road 68. It is a vineyard with a limestone soil and twenty-year-old vines. Bombolieri was an abandoned vineyard that Arianna had to recover. This way, having to work from the ground up and alongside her uncle, Giusto Occhipinti, owner of Sicilian Azienda Agricola COS, she learned the proper way of laboring the vineyards and winemaking. She always worked in a natural way, though her wines are not certified as natural, as she believes: “It is a natural wine as I think about myself, that’s how I am. It comes from my sensibility towards true things and from my gestures, my loving attentions. A wine that, in its harmonies and roughness, talks about the land where it comes from and about me. That’s why I think that the natural wine, besides being a good wine is also a human wine.”

Arianna works with autochthonous grapes only: red varieties Frappato and Nero d’Avola and white varieties Moscato de Alessandria and Albanello.

Frappato is a single varietal Terre Siciliane IGT wine. 30 days of skin maceration. A part of it stays in concrete and another part in large 25hl Slavonian oak barrels for 12 months and then one extra month in the bottle.

Siccagno is a single varietal Nero d’Avola Terre Siciliane IGT wine. 30 days of skin maceration. Ageing is 22 months in large 30hl Austrian oak barrels and two extra months in bottle.

Using Frappato and Nero d’Avola Arianna produces Grotte Alte, a Cerasuolo Di Vittoria DOCG. After 30 days of skin maceration, the wines ages for 32 months in large 25hl Slavonian oak barrels and four extra months in bottle.

The designation of the country road names Arianna’s two other blends that’s instead of oak barrels grow into becoming a wine in concrete vats. Both are Terre Siciliane IGT. SP68 Bianco uses Moscato de Alessandria and Albanello and SP68 Rosso is produced with Frappato and Nero d’Avola. After 15 days of maceration on the skins, the wine is kept in 85hl concrete vats where it stays for seven months. After this period, the affinamento in bottle lasts one extra month.

Arianna also produces a Passito Terre Siciliane IGT using Nero d’Avola called Passo Nero and a Grappa di Frappato.

As we mentioned earlier, all the wines come from organic agriculture and the utmost respect for the biodiversity of the land. Arianna believes “in a respectful relationship with the land: a direct contact that turns into profound knowing. I think there is a balance, the one of nature that has to be respected in every gesture: from cultivation and pruning -that has to be tidy, clean- to the processing of the fruit. Balance that can be summarized in the following words: from a good grape comes a good wine.”

Soon we will talk to Arianna about her wines and winemaking philosophy.

Photos (c) Azienda Agricola Occhipinti

This slideshow requires JavaScript.

Vinos naranja, ¿una nueva clase de vinos?

Azienda Agricola Zidarich

Los vinos blancos son esos elaborados con uvas blancas que, en general, según se vendimian, se prensan, fermentan y pasan a depósito.

Los vinos tintos, a su vez, se maceran con sus pieles para que adquieran color, taninos, textura, etc., durante un periodo de tiempo que oscila entre las dos y las cuatro o cinco semanas. Todo esto, en términos generales, por supuesto.

Los vinos rosados se elaboran con uvas tintas y su periodo de maceración con las pieles para que coja algo de color puede ser de apenas unas horas, si bien hay casos en los que este tiempo de maceración es de tan solo once minutos.

Esto quiere decir que para que digamos que un vino es rosado solo se necesita un breve periodo de tiempo de maceración, aunque este tiempo sea solo de  hasta 11 minutos, casi lo que se tarda en introducirlo y sacarlo de una cuba.

Entonces, por qué un vino elaborado con uvas blancas que se macera con las pieles para que adquiera color y taninos, entre otras cosas, sigue llamándose vino blanco aunque el periodo de maceración sea de días, semanas o incluso meses? Realmente no estamos ante una clase de vino que debería tener su propio nombre? Si desde hace muchos años este tipo de vino se ha conocido como vinos naranja o vinos ámbar, no es hora ya de que nos refiramos a ellos por su nombre, y no vinos-blancos-elaborados-con-un-mayor-tiempo-de-maceración-con-las-pieles?

Imagina que alguien va a un restaurante, pide un vino blanco y le sacan uno de estos vinos? Cómo se sentirá? Pensará que le están engañando? No va a ser su típico vino blanco que puede encontrar en el supermercado o cuando va de tapas por ahí. Es un vino de un perfil muy diferente. No debería llamarse por otro nombre?

En vista de la situación actual del mercado vinícola, donde cada vez hay más diversidad de elaboración y de vinificación, estamos en un momento en que los tres tipos de vinos referidos: blanco, rosado y tinto, no abarcan toda esta diversidad. Cada vez hay más vinos elaborados bajo modelos ecológicos, naturales y biodinámicos. Cada vez hay más vinos elaborados en ánfora o tinajas. Y cada vez hay más vinos blancos elaborados con largos periodos de maceración con las pieles.

Donde está la frontera del periodo de maceración pelicular? Algunos lo sitúan en cuatro días, pero si un vino rosado ya se llama así tras solo 11 minutos de maceración, por qué hay que esperar más tiempo para un vino naranja? Y aunque digamos que hacen falta uno o más días, por que

Creo que ya es hora de que empecemos a llamar a los vinos naranja por su nombre, ya sea Orange Wines o Vinos Naranja, pero está claro que lejos de ser una moda pasajera como algunos dicen, este estilo de elaboración está aquí para quedarse. Cada vez hay más productores de vinos naranja, no solo en regiones vinícolas pequeñas como Terra Alta o Ávila, sino en zonas como La Rioja o el Penedès. El tiempo en que un vino naranja no está identificado en una tienda o carta de vinos , o está incluido al final de los vinos blancos ha pasado. Los vinos naranja son ya una categoría por sí mismos.

Foto © Azienda Agricola Zidarich

Orange wines, a new class of wine?

Azienda Agricola Il Carpino

White wines are those made with white grapes that, in general, are harvested, pressed, fermented  and aged or bottled right after harvest.

The red wines, on the other hand, macerate with their skins so that they acquire some color, tannins, texture, etc., during a period of time that oscillates between two and four or five weeks. All this, of course, is in general terms.

The rosé wines are made with red grapes and their period of maceration with the skins to pick up some color can be as less as only a few hours, and we have seen cases in which this maceration period is only eleven minutes.

This means that for a wine made with red grapes whose color is pink because the contact with the skins has been practically the time it takes to put it and remove it from a vat, it is more than enough so we don’t call it a red wine, but rather we refer to it as rosé wine.

So, keeping in mind all this, why a wine produced with white grapes that macerates with the skins for the aforementioned acquisition of color and tannins, among other things, is still called white wine, even if the maceration period is days, weeks or even months? Is not this really a wine class that should have its own name? For many years this type of wine has been known as orange wines or amber wines. It is not about time for us to refer to them by the rightful name, and not white-wines-elaborated-with-a-greater-time-of-maceration-on-the-skins?

Imagine that you go to a restaurant, you ask for a white wine and they serve you an orange wine? How would you feel? Would you think that they are deceiving you? It will not be your typical white wine you can find in the supermarket or when you go around for tapas. It is a wine of a very different profile. Should not it be called by another name?

In view of the current situation of the wine market, where every passing day there is more and more diversity in terms of winemaking, elaboration and technology, we are at a time when the three traditional types of wine: white, rosé and red, do not cover all this diversity. There are more and more wines made under ecological, natural and biodynamic models. More and more wines are made in amphora or tinajas. And there are more and more white wines made with long periods of maceration with the skins.

Where is the limit of the period of skin maceration? Some set it in four days, but if a rosé wine is already named rosé after only 11 minutes of maceration, why should you wait longer for an orange wine? And even if we say it takes one or more days, I think it’s about time we start calling orange wines by their name. It’s clear to me that far from being a fashion as some say, this style of elaboration is here to stay. There are more and more producers of orange wines, not only in small wine regions such as Terra Alta or Ávila in Spain, but also in big areas such as La Rioja or Penedès. The time when an orange wine is not identified in a store or wine list as it is, or it is included at the bottom of the white wines has passed. The orange wines are already a category by themselves.

Photo © Azienda Agricola Il Carpino

Verónica Ortega, la Mencía de Valtuille criada en ánfora

Verónica Ortega


En OrangeWines nos gusta hablar de proyectos personales. Esos en los que la ilusión por hacer vino está por encima de muchas cosas. Donde la lucha, el tesón o tener las ideas claras son herramientas indispensables para conseguir lo que se quiere. Y sobre todo pasión, porque si hay algo que siempre buscamos es proyectos en los que se buscan límites, en los que se experimenta en busca de nuevas experiencias. Justo como hace Verónica Ortega.

Verónica es una gaditana que un día decidió poner su pasión en elaborar vino. Primero fue viajar para aprender y ver cómo se hacían las cosas en otros países. Tras afilar sus armas en diversas bodegas de Priorat, Francia (Borgoña), Portugal, Nueva Zelanda y Sudáfrica, volvió a casa, pero no para elaborar vinos en su Cádiz natal sino a la vuelta de la esquina, en el Bierzo.

Lejos de pasar de 0 a 100 en dos añadas, Verónica fue paso a paso, creciendo al ritmo con el que se sentía a gusto. Empezó en 2010 elaborando un Mencía 100% con uvas provenientes de dos parcelas situadas en Valtuille de Abajo. ROC hace su fermentación en grandes tinos abiertos de 4.000 litros y la crianza se lleva a cabo en barricas de roble de segundo y tercer uso.

Posteriormente añadió un segundo vino, también monovarietal de Mencía, con la añada 2013, con un carácter más joven y fresco y es en la actualidad su vino de mayor producción, 25.000 botellas en 2015. Este vino marcó en inicio de su trabajo con ánforas para la crianza de sus vinos. Quite hace la fermentación maloláctica en barricas de roble francés y en ánforas de barro de 800 litros de capacidad. El posterior envejecimiento es de siete meses en barrica francesa de segundo a cuarto uso y en las mencionadas ánforas.

Dos años más tarde Verónica incorporó el primer blanco, Cal, un Godello, cuya particularidad es que proviene de un viñedo situado sobre una antigua mina de cal. Este vino macera con las pieles durante una noche. En su primera añada, Cal tenía una distribución para hacer la crianza de 2/3 en ánfora y 1/3 en barrica nueva. Con la segunda añada, 2016, el ensamblaje es al 50%, aunque las proporciones se pueden modificar si el resultado es más equilibrado y elegante.

En este 2017 Verónica añade dos vinos más a su bodega. Un Mencía nuevo, llamado VO Versión Original, procedente de la zona más baja de la parcela de Roc, con suelos más profundos. Es un 100% raspón, con un año de crianza en ánfora.

El segundo vino que se incorpora a la gama es VO Cobrana, un estilo muy ligero, de muy poca extracción, 100% raspón también y un porcentaje de uva blanca, criado en ánfora y barrica. Es una viña en el Bierzo alto, en Cobrana, con suelos de pizarra muy degradada en el que históricamente se han hecho vinificaciones mezclando toda la uva y de prensado directo. Es un vino muy fresco y sofisticado a la vez que sencillo y bebible.

Como vemos, Verónica utiliza ánfora en cuatro de los cinco vinos que elabora. Con ella hablaremos del motivo para usar ánfora y de cómo es su aproximación a su uso en cada uno de sus vinos así como sobre su combinación con la barrica.

This slideshow requires JavaScript.

Ronco Severo, el maestro de la Schioppettino en Friuli

Ronco Severo

Stefano Novello es otro de esos productores de vino que creen que no están aquí para ser propietarios de la tierra, sino más bien para proteger y acompañar las uvas en su viaje desde el viñedo hasta la botella mientras se convierten en vino. También cree en la agricultura biodinámica, recolección manual de la cosecha y siempre embotellado bajo una luna menguante. Su bodega, Ronco Severo, heredada de su padre Severo Novello en 1998, está situada en el paraíso italiano de los vinos blancos, en Friuli-Venezia Giulia. La pequeña área en la se encuentra es Prepotto (Udine), una subzona de la DOC Colli Orientali Del Friuli conocida por sus maravillosos vinos tintos producidos con la variedad local Schioppettino. De ahí viene el nombre de los vinos procedentes de esta zona: Schioppettino di Prepotto.

Los vinos blancos de Stefano son también reconocidos, especialmente entre aquellos de nosotros que tenemos pasión por los vinos naranja, esos vinos con períodos más largos de maceración en contacto con las pieles. En esto destaca su Severo Bianco, un IGT Venezia Giulia elaborado con Chardonnay, Friulano, Picolit y Ribolla Gialla. Este vino tiene un periodo de maceración con las pieles de hasta 48 días.

Si has estado leyendo nuestra serie sobre las bodegas de la zona de Friuli, estamos seguros de que ya eres un experto en las condiciones que podemos encontrarnos aquí: la protección de los Alpes Pre-Julianos en la parte posterior, la brisa fresca y el viento Bora que llega del Mar Adriático en la parte delantera y el suelo de roca arenisca conocido como Ponca o Flysch que da tanta estructura y personalidad a los vinos. Stefano añade a esto una alta densidad en sus viñedos para hacer que las vides luchen por nutrirse, mientras mantiene una baja cantidad de fruta por vid, porque como él dice, “como mucha gente, las vides trabajan mejor cuando experimentan un cierto estrés.”

Estamos enamorados de la Ribolla Gialla, ya sea en vomo vino seco, macerado o espumoso o dulce, y Stefano lo elabora macerado. Tenemos fascinación por este estilo de vino, siempre con ganas de disfrutar de un buen Ribolla Gialla, pero lo que llama más nuestra atención es que Stefano cree que sus mejores vinos son los tintos, especialmente uno de ellos, Artiûl, un DOC Colli Orientali Del Friuli 100% Merlot. Y si nos gustan los vinos tintos, un Merlot es nuestro preferido. Y si nuestros sentidos no se estaban ya desbordando con su Severo Bianco y su Ribolla Gialla, nuestras papilas gustativas se disparan con su Schioppettino, ya que Stefano elabora uno del que todo su pueblo habla maravillas. Y como ya habíamos descubierto que la uva Schioppettino produce vinos exquisitos en esta zona, estábamos tardando en hablar con Stefano.

El Schioppettino (también conocido como Ribolla Nera) es una variedad tinta local del Friuli y esta zona de Prepotto cercana a Eslovenia es donde muestra su mejor carácter. Los registros muestran que ya era conocida en el siglo XIII. La Schioppettino es una de las tres variedades tintas locales más importantes, junto con la Pignolo y la Refosco dal Peduncolo Rosso.

La producción de Stefano se compone de un total de cuatro vinos blancos y tres tintos y todos salvo el mencionado Severo Bianco son monovarietales.

Ronco Severo Pinot Grigio. IGT Venezia Giulia. Pinot Grigio 100%. Después de la cosecha las uvas se dejan fermentar con las pieles durante aproximadamente un mes en cubas de roble troncocónicas, sin ningún control de temperatura y sin añadir levaduras no naturales. Una vez prensado, el vino permanece sobre las lías durante 23 meses en barricas de roble de Eslavonia de 20 hectolitros.

Ronco Severo Friulano. DOC Colli Orientali Del Friuli. Friulano 100%. Este vino permanece sobre sus lías 11 meses en barricas de roble de Eslavonia de 30 hectolitros, y se somete a bâtonnage cada 3 días. El vino envejece en los mismos barriles otros 12 meses.

Ronco Severo Ribolla Gialla Delle Venezie. Ribolla Gialla 100%. La maceración se hace junto con las pieles en tinas de roble troncocónicas de 10 hectolitros. Después de prensar el vino, este permanece sobre las lías 11 meses en barricas de roble de Eslavonia de 30 hectolitros y luego se cría en los mismos barriles durante otros 12 meses.

Severo Bianco IGT Venezia Giulia. Una mezcla blanca de Chardonnay, Friulano, Picolit y Ribolla Gialla. Después de un largo período de maceración con las pieles, el vino permanece sobre sus lías unos 23 meses en barricas de roble de Eslavonia.

Los tres vinos tintos que Stefano elabora son:

Ronco Severo Refosco dal Peduncolo Rosso. DOC Colli Orientali Del Friuli. Refosco dal Peduncolo Rosso 100%. Las uvas se someten a una larga maceración en las pieles con punch-downs frecuentes de la tapa. No hay control de temperatura y no se añaden levaduras extra y bacterias lácticas. El vino permanece en lías durante 2 años en barricas de roble eslavo de 20 hectolitros.

Ronco Severo Artiûl. DOC Colli Orientali Del Friuli. Merlot 100%. Stefano dice que este es quizás su mejor vino. Artïûl es el nombre, en Friulano, de la hierba recién nacida que crece en los campos después de la recogida del heno. Éste es el primer vino que elaboró cuando heredó la bodega de su padre Severo. Las uvas se dejan fermentar durante un largo periodo de tiempo con las pieles en cubas de roble troncocónicas, sin control de temperatura y sin añadir levaduras o enzimas seleccionadas. Después de la fermentación, el vino es levemente presionado y pasado a barriles de roble francés de 225 litros donde envejece 3 años. Un gran vino al estilo Bordelés, con mucha frescura y una vida larga por delante.

Ronco Severo Schioppettino. DOC Colli Orientali Del Friuli. Schioppettino di Prepotto 100%. La descripción exacta de acuerdo con las regulaciones del DOC dice: DOC Colli Orientali Del Friuli de la Subzona Schioppettino di Prepotto. Las uvas se someten a una larga maceración con frecuentes bâtonnage. El vino es prensado y pasado a barricas de roble. El vino permanece en sobre lías 30 meses en barricas de roble de Eslavonia de 20 hectolitros y se embotella sin filtración.

Pronto hablaremos con Stefano sobre sus vinos y su filosofía vinícola.

Fotos (C) Ronco Severo

This slideshow requires JavaScript.

Ronco Severo, the master of the Schioppettino in Friuli

Ronco Severo

Stefano Novello is another or those winemakers who truly believe they are not here to own the land but rather to protect it and accompany the grapes in their journey from the vineyard to the bottle while they become wine. He also believes in biodynamic agriculture, hand-picking harvesting and always bottling under a waning moon. His winery, Ronco Severo, inherited from his father Severo Novello back in 1998, is located in the Italian paradise of the white wines, in Friuli-Venezia Giulia, but the small area in which we can finds it is Prepotto (Udine), a subzone of the Colli Orientali DOC. known by its wonderful red wines produced with the local variety Schioppettino. Thus, the name of the wines coming from this area: Schioppettino di Prepotto.

The white wines of Stefano are well recognized, especially among those of us with a passion for Orange wines or wines with longer periods of maceration in contact with the skins. In this, he works very well, extending this period to up to 48 days for his white blend, Severo Bianco, an IGT Venezia Giulia blend of Chardonnay, Friulano, Picolit and Ribolla Gialla.

If you’ve been reading our series about wineries in the Friuli area we are sure you are an expert now on the characteristics we can find here: the protection of the Pre-Julian Alps in the back, the cool breeze and the Bora wind from the Adriatic Sea in the front and the Ponca or Flysch sandstone rock soil giving so much structure and personality to the wines. Stefano adds to this a high density in his vineyards for making the vines fight for nurturing while keeping a low amount of fruit per vine, because as he says, ‘as many people do, vines perform at their best when they experience some stress.’

We are in love with Ribolla Gialla, either dry, macerated or sparkling, and Stefano produces it macerated. We were attracted to this wine, always wanting to enjoy more Ribolla Gialla wines, but what called more for our attention was that he believes his red wines are his best, especially one of them, Artiûl, a Colli Orientali Del Friuli DOC 100% Merlot. And if we love red wines, Merlot is our preferred one too. And if our senses were not just overflowing, or better said, our tasting buds, Stefano makes a Schioppettino people talk wonders about. And we have found that the Schioppettino grape makes luscious wines in this area. So we needed to talk to Stefano.

The Schioppettino (also known as Ribolla Nera) is a local red variety of the Friuli and nearby Slovenia region and where it shows its best character is in the Prepotto area. Records shown that it was already known back in the XIII Century. The Schioppettino is one of the three most important local red varieties, along with the Pignolo and the Refosco dal Peduncolo Rosso.

Stefano’s production is four white wines and three red ones, all but the aforementioned Severo Bianco are single varietals.

Ronco Severo Pinot Grigio. IGT Venezia Giulia Pinot Grigio 100%. After harvest the grapes are left to ferment on the skins for about a month in truncated cone shaped oak vats, without any temperature control, and without adding selected yeasts. Once pressed the wine remains on the lees for 23 months in 20-hectoliter Slavonian oak barrels.

Ronco Severo Friulano. DOC Colli Orientali Del Friuli. Friulano 100%. This wine stays on its lees for 11 months in 30-hectoliter Slavonian oak barrels, and undergoes bâtonnage every 3 days. The wine then ages in the same barrels for about another 12 months.

Ronco Severo Ribolla Gialla Delle Venezie. Ribolla Gialla 100% The fermentation is on the skins in 10-hectoliter truncated cone shaped oak vats. After pressing the wine remains on the lees for 11 months in 30- hectoliter Slavonian oak barrels and then ages in the same barrels for another 12 months.

Severo Bianco IGT Venezia Giulia. A white blend of Chardonnay, Friulano, Picolit and Ribolla Gialla. After a long period of maceration with the skins, the wine remains on the lees for about 23 months in Slavonian oak barrels.

The three red wines are:

Ronco Severo Refosco dal Peduncolo Rosso. DOC Colli Orientali Del Friuli. Refosco dal Peduncolo Rosso 100%. The grapes undergo long maceration on the skins with frequent punch-downs of the cap. No temperature control and no extra yeasts and lactic bacteria added. The wine remains on the lees for 2 years in 20-hectoliter Slavonian oak barrels.

Ronco Severo Artiûl. DOC Colli Orientali Del Friuli. Merlot 100%. Stefano calls this wine perhaps his best one. Artïûl is the name, in Friulano, given to the newly born grass that grows in the fields after the hay has been collected. This was the first new wine he produced when the management of the estate was handed down from his father Severo. The grapes are left to ferment for a long period of time on the skins in truncated cone shaped oak vats, without any temperature control, and without adding selected yeasts or enzymes. After fermentation, the wine is lightly pressed and racked into 225-liter French oak barrel where it ages for 3 years. A great Bordelaise-style wine, it seems to be set for a long life and freshness.

Ronco Severo Schioppettino. DOC Colli Orientali Del Friuli. Schioppettino di Prepotto 100%.

The exact description according to the DOC regulations reads: Schioppettino di Prepotto a Subzone of the Colli Orientali D.O.C. area. The grapes undergo long maceration with frequent cap push-downs; the pomace is then pressed and the wine racked into oak barrels. The wine remains on the lees for 30 months in 20-hectoliter Slavonian oak barrels and is bottled without filtration.

Soon we will talk to Stefano about his wines and his winemaking philosophy.

Photos (C) Ronco Severo

This slideshow requires JavaScript.

Marjan Simčič, tradición vinícola familiar en Eslovenia

Cases

La parte nordeste de Italia, donde se encuentra la región de Friuli-Venezia Giulia, es parte de una zona más amplia conocida como Istria, que incluye partes de Friuli, Eslovenia y Croacia. Aquí la producción de vino es casi una religión, donde se pueden encontrar tanto pequeños productores como grandes productores con largas tradiciones familiares, algunas de los cuales se remontan al siglo XIX.

Tal es el caso de la familia vinícola eslovena de la que hablaremos hoy. Fue en 1860 cuando el tatara-tatara-abuelo de Marjan Simčič compró una granja en Medana y comenzó el cultivo de la vid y la elaboración de vino. A lo largo de los años, las riendas del negocio familiar fueron pasando de una generación a la siguiente, junto con el conocimiento y la tradición hasta que Marjan se encargó de los viñedos. Era el año 1988 y le llevó nueve años más construir una nueva bodega, cinco metros bajo tierra, rodeada de olivos y viñedos en el pueblo de Ceglo. En los años siquientes, Marjan desarrolló la tradición vitivinícola de sus antepasados hasta llegar a lo que es hoy en día la bodega: 20 hectáreas de terreno, en el corazón de la zona de Goriška-Brda, con viñedos que extienden a ambos lados de la frontera entre Eslovenia e Italia, donde se encuentra la DOC Collio. Estas 20 hectáreas producen 100.000 botellas al año, lo cual es una gran cantidad para las bodegas de la zona.

El suelo de Brda es muy especial. En este lado de la frontera, en la lengua de Brda Opoka significa marga de sedimento de la época eólica muy pobre en componentes orgánicos pero muy rica en sales minerales. La zona ofrece condiciones climáticas ideales para la viticultura. Con la protección de los Alpes Pre-Julianos y la meseta Trnovská a la espalda y la cálida brisa que viene del mar Adriático, el suelo de Brda es ideal para cultivo de la vid.

Un cambio importante vino cuando Marjan decidió pasar al cultivo ecológico de los viñedos. El trabajo en el viñedo (poda, manejo de la masa foliar, recogida de uvas…) se realiza exclusivamente a mano, lo que resulta en una mayor calidad de los vinos. No se utilizan compuestos químicos ni aditivos. Como Marjan dice: “Decidimos hace varios años que nuestras vides se pueden cultivar utilizando sólo métodos naturales, sin ningún tipo de fertilizantes químicos o insecticidas. La experiencia nos ha enseñado que esto permite la preservación del ciclo natural de los organismos que viven en el viñedo y permite que el suelo y las vides respondan de forma natural, espontánea, y llegar a ser aún más armoniosos mediante la evitación de ciertos problemas”.

En 2008 la bodega lanzó su línea de vinos de mayor calidad, Opoka Cru, que marca un hito en la familia. La selección de vinos de la bodega incluye tres líneas, y nos detendremos en la Opoka para hablar de ellos.

La primera línea se llama Brda Classic. Los vinos son todos monovarietales: Young Ribolla, Young Sauvignonasse, Young Chardonnay, Young Cabernet Sauvignon y Young Pinot Grigio. Su crianza es en tanques de acero durante un año.

La segunda línea es Cru Selection (Selekcija). Los vinos son monovarietales: Selekcija Ribolla, Selekcija Sauvignon Blanc, Selekcija Chardonnay y Selekcija Pinot Noir. Luego hay dos ensamblajes: Selekcija Teodor White y Selekcija Teodor Red. Por último, un vino Passito: Leonardo. Se trata de vinos complejos elaborados exclusivamente a partir de las mejores uvas y madurando lentamente durante un período de entre dos y cuatro años en barricas y barriles de madera de diferentes tamaños. Ninguno de estos vinos se somete a filtración.

Los vinos blancos Cru Selection (Selekcija) se someten a maceración con las pieles durante unos días: cuatro días para el Sauvignon Blanc y el Chardonnay y seis días para el Ribolla. Las uvas del Selekcija Teodor White se someten a dos días de maceración con las pieles para el Sauvignonasse y el Pinot Grigio y seis días para el Ribolla.

Luego llegamos a Opoka Cru, la línea de vinos más prestigiosa, que llevan la firma de Marjan Simčič. Aquí tenemos tres vinos blancos monovarietales y un monovarietal tinto. Opoka Cru Sauvignon Blanc y Opoka Cru Chardonnay se someten a un período de maceración con las pieles de cuatro días en depósitos de roble troncocónico con una capacidad de 4.000 litros.

Como no podía ser de otra manera, el Opoka Cru Ribolla es un vino muy especial. Marjan utiliza huevos de cemento para las uvas del Rebula Opoka grapes. Primero para la larga maceración que dura dos semanas. La fermentación alcohólica se hace en contacto con las pieles. Después, tras un ligero prensado, el Ribolla Opoka permanece en estos huevos de cemento un año y posteriormente otro año más en barricas de roble de 500 litros. Los huevos de cemento permiten una mejor micro-oxigenación y que los taninos maduren más deprisa.

El Opoka Cru Merlot se cría durante 48 meses en barricas de roble.

La línea Opoka Cru es la línea más especial de la bodega. Son lo mejor de lo mejor. Se producen sólo cuando las cosechas son excepcionales, en cantidades extremadamente pequeñas y sin filtración. Se lanzan al mercado después de siete meses de botella.

“Elaboro vinos naturales únicos con un carácter reconocible de nuestro territorio y creo en los métodos vinícolas tradicionales. Todos nuestros vinos se han hecho únicamente con nuestras uvas, que son cultivadas orgánicamente y recogidas a mano”. Marjan Simčič.

Pronto hablaremos con Marjan Simčič sobre sus vinos y su filosofía vinícola.

Fotos (c) Marjan Simčič

This slideshow requires JavaScript.

Marjan Simčič, family winemaking tradition in Slovenia

Cases

The Northeast part of Italy, where the Friuli-Venezia Giulia region rests, is part of a wider area known as Istria, which includes parts of Friuli, Slovenia and Croatia. Here the production of wine is almost a religion, where you can find so many great producers with long family traditions, some of them going back to the XIX century.

Such is the case of the Slovenian winemaking family we will talk today about. It was in 1860 when the great-great-grandfather of Marjan Simčič bought a farm in Medana and began vine growing and winemaking. Over the years, the reigns of the family business were passing down from one generation to the next, along with the knowledge and tradition until he took care of the vineyards. The year was 1988 and it took him nine more years to build a new wine cellar, five meters underground, surrounded by olive trees and vineyards in the village of Ceglo. In the next few years, Marjan developed his ancestors’ winemaking tradition until reaching what the winery is today: 20 hectares of land, in the very heart of Goriška -Brda area, vineyards spreading over the Slovenian and Italian border, where the Collio DOC is located. These 20 hectares produce 100,000 bottles a year, which is a big amount among local wineries.

The Brda terroir is very special. In this side of the order, in Brda jargon Opoka means marl of Aeolian sediment very poor in organic structure, whereas very rich with mineral salts. The area offers ideal climatic conditions for winegrowing. With the protection of the Pre-Julian Alps and the Trnovska Plateau in the back and the warm breeze coming from the Adriatic Sea, the soil of Brda is ideal for growing vines.

A major change came when Marjan decide to go natural in the vineyards. The work in the vineyard (cutting, multiple cleaning of vines, picking of grapes), is done exclusively by hand, which results in increased quality of the wines. No chemical compounds nor were additives used anymore. As Marjan says: “We decided several years ago that our vines would be grown using only natural methods, without any chemical fertilizers or insecticides. Experience has taught us that this allows for the preservation of the natural cycle of living organisms in the vineyard and enables the soil and the vines to respond naturally, spontaneously, and to become even more harmonious by overcoming certain problems.”

In 2008 the winery released their top end line of wines, Opoka Cru, marking a milestone in the family. The winery portfolio includes three lines, and we will stop at the Opoka one.

The first line is named Brda Classic. The wines are all single-varietal: Ribolla, Sauvignonasse, Chardonnay, Cabernet Sauvignon and Pinot Grigio. They age in steel tanks for one year.

The second line is Cru Selection (Selekcija). The wines are single-varietal: Ribolla Selection, Sauvignon Blanc Selection, Chardonnay Selection and Pinot Noir Selection. Thenwe have the two blends: Teodor White Selection and Teodor Red Selection. Finally, a Passito wine: Leonardo. These are complex wines made exclusively from the best grapes and matured slowly for a period between two and four years in casks and wooden barrels of different sizes. None of these wines undergo filtration.

The Cru Selection white wines undergo maceration with the skins for a few days: four days for the Sauvignon Blanc and the Chardonnay and six days for the Ribolla. The grapes of the Teodor White Selection undergo two days of maceration with the skins for the Sauvignonasse and the Pinot Grigio and six days for the Ribolla.

Then we arrive to the top end line: Opoka Cru, the most prestigious line of wines, with the signature of Marjan Simčič. Here we have three single-varietal white wines and a single-varietal red. Opoka Cru Sauvignon Blanc and Opoka Cru Chardonnay undergo a skin-maceration period of four days in 4,000-liter troncoconical oak tanks.

Opoka Cru Ribolla is a very special wine as it cannot be otherwise with this variety. Marjan uses concrete eggs for the Rebula Opoka grapes. First for the long maceration, which lasts for two weeks. The alcohol fermentation is done in contact with the skins. Then, after soft pressing the Ribolla Opoka wine spends one year in concrete egg barrels and another year in 500l oak barrels. The concrete eggs enable better micro-oxygenation and allow the tanins to mature faster.

The Opoka Cru Merlot ages for 48 months in oak.

The Opoka Cru line is the special feature of the cellar. They are the best of the best. They are produced only with the most exceptional harvests, in extremely small quantities and without filtration. They are released into the market after seven months of bottle.

“I produce unique natural wines with recognizable character of our terroir and I believe in traditional winemaking methods. All our wines are made exclusively from our own grapes, which are organically – farmed and hand –picked.” Marjan Simčič

Soon we will talk to Marjan Simčič about his wines and his winemaking philosophy.

Photos (c) Marjan Simčič

This slideshow requires JavaScript.

Movia Wines, magia naranja en Eslovenia

Movia

Eslovenia. Sí, en Eslovenia se elabora vino. Se podría pensar que no es un buen vino, como apenas se sabe algo sobre el vino que se produce en Eslovenia. Sin embargo, producen vino de alta calidad. Hay unas pocas DOs en este pequeño país, si lo comparamos con otros países de su entorno como Italia o Francia, pero se pueden encontrar bodegas y viticultores haciendo cosas muy interesantes. Por supuesto que para ello hay que investigar, pero bueno, no es eso lo que todo winelover que se precie hace?

Eslovenia está dividida en tres grandes denominaciones de origen, que a su a vez están subdivididas en varias regiones: Prodavje, con dos subzonas: Ŝtajerska Slovenija y Prekmurje; Posavje, con tres subzonas: Bizeljsko Sremič, Bela Kajina y Dolenjska; Finalmente, Primorska, con cuatro subzonas: Goriška Brda, Vipavska Dolina, Slovenska Istra y Kras. Sobre muchas de ellas hablaremos en el futuro, ya que hay muchos y muy interesantes elaboradores dignos de buenas conversaciones.

Hoy nos quedaremos en Goriška Brda, una zona que se encuentra cerca de nuestro querido Friuli, justo enfrente de Gorizia. De hecho, esta zona, tanto la perteneciente a Italia como la que pertenece a Eslovenia, ha estado cambiando en manos de diferentes países dependiendo del resultado de varias guerras. Esta zona formó parte del Imperio Austrohúngaro y luego de Eslovenia y luego de Italia hasta la forma en que hoy están definidas sus fronteras. Por ejemplo, la bodega de la que hablaremos hoy se encuentra en Eslovenia, pero algunos de sus viñedos están al otro lado de la frontera con Italia.

¿Por qué visitamos Goriška Brda? Bueno, acaso no estamos enamorados de los Orange wines? Eslovenia es uno de los países donde se pueden encontrar grandes productores de este estilo de vino. Utilizan todos los métodos clásicos desarrollados hace siglos en Georgia: ánforas, largos períodos de maceración del mosto con las pieles, largos períodos de envejecimiento, etc.

Llevábamos tiempo intrigados sobre esta región y estábamos prestando atención a sus vinos, pero son un poco difíciles de encontrar en nuestra tienda de vino habitual, a menos que acudas tiendas online. O que tengas un amigo como Richard, que conoce la región desde hace años y atesora en su casa algunos vinos eslovenos. Así, un día tuvimos ocasión de disfrutar de una botella. Era un vino espumoso muy especial. Última añada producida, 2006. Rosé Puro de Movia. Un vino espumoso increíble hecho con Pinot Noir 100%. El mosto permanece macerando con las pieles un día, de ahí el maravilloso color rosado que muestra. Fermentación primaria en grandes tanques sobre levaduras naturales, Fermentación secundaria completada en barricas sobre sus finas lías, cuatro años de maduración en barricas.

¿Qué hace que este vino sea tan especial? Bueno, contrariamente a la práctica común, no se compra ya degollado, sino que una vez en casa tenemos que hacerlo nosotros mismos. Se recomienda que pongamos la botella en posición vertical sobre el corcho. De esta manera el sedimento desciende y antes de que vayamos a disfrutarlo, tienes que abrir la botella boca abajo para que todos los sedimentos y las levaduras naturales salgan al degollarlo. Una vez hecho, es hora de disfrutar de este maravilloso vino espumoso nada parecido a otro que se haya probado antes.

Movia es una bodega familiar con sede en Ceglo, con 22 hectáreas de viñedos en la región fronteriza de Eslovenia (Goriška Brda) e Italia (DOC Collio). El cabeza de familia es Aleš Kristančič, también el creador del vino, siendo esta la octava generación elaborando vino en la familia después de que su historia comenzase en 1820. Producen una amplia variedad de vinos, desde tintos a blancos a espumosos y a Grappa, utilizando variedades autóctonas (Sivi Pinot, Rebula…) a las internacionales (Merlot, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Sauvignon, Pinot Gris…).

Nos centraremos en dos estilos, los vinos espumosos Puro y Puro Rosé y los vinos naranja, cuyo mejor ejemplo es Movia Lunar.

Además del Puro Rosé, Puro es el otro vino espumoso que Aleš produce. De la añada 2009, su mezcla es Chardonnay 60% y Ribolla 40%. El método de elaboración es el mismo que el Puro Rosé que vimos antes. El vino creado con este método de dejarlo sin degollar hace que pueda envejecer para siempre, según Aleš. Puede llegar a los 100 años de edad y más y todavía estará madurando. Es un vino increíble elaborado sin ningún uso de azufre.

Lunar es un vino increíble. Un auténtico vino naranja. Sus aromas y su sabor te cautivan desde el primer momento. Cosecha tardía, macera ocho meses de contacto con las pieles en barricas de roble, embotellado bajo luna llena, sin azufre añadido, sin filtración, sin prensar y luego envejece durante 6 meses en la botella. Naturaleza pura en tu copa de vino. Color ámbar de intensidad media. Un montón de carácter y un postgusto fino y largo. Un vino extraordinario. Recomendación: deja la botella de pie un día, decanta el vino antes de beberlo y sirve en una copa lo que quede en la botella. La diferencia entre lo decantado y el fondo de la botella, tanto en aspecto como en sabor, es algo más que digno de probar.

Y ahora podrías pensar: bueno, sólo es otro vino naranja. Pues no, este no es el típico vino naranja habitual para los fanáticos del vino como nosotros. Cada año, Aleš cambia su mezcla. A veces es monovarietal como en 2008, cuando era 100% Chardonnay. Otras veces es una mezcla, como en 2013: Chardonnay 50% y Rebula 50%. Si te gusta este estilo de vinos, estamos seguros de que te encantará Movia Lunar.

Pronto hablaremos con Aleš Kristančič sobre su pasión por los vinos y su filosofía vinícola.

This slideshow requires JavaScript.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies